• Gestionar detalladamente todas y cada una de las comunicaciones con el cliente o proveedor.

  • Realizar el seguimiento exhaustivo de toda clase de elementos de contacto: llamadas telefónicas, faxes, cartas y notificaciones, e-mail, SMS, canales de chat, tareas o incidencias emitidas y recibidas.

  • Saber qué tipo de comunicación, cuándo, por quién y por qué se ha establecido.

  • Usar este sistema integrado en todas las áreas del programa: gestión de clientes, almacenes, pedido, cobros, etc.

  • Anotar sus conversaciones con los clientes.

  • Asociar sus interacciones con los clientes a los pedidos, albaranes, facturas, efectos, etc.

  • Asociar sus interacciones con los clientes a la persona que realiza o recibe la comunicación.

  • Pasar elementos de un usuario a otro (con la simple técnica de "arrastrar y soltar") para traspasar el tema a la persona que debe continuar con su seguimiento. Conceptos del tipo: contiene a, pertenece a, sustituye, duplica, bloquea, incorpora, es padre o hijo de, etc. ayudan a cualquier persona de la empresa a controlar las múltiples acciones que se derivan de un mismo tema y saber qué estamos haciendo en cada momento.

  • Guardar o archivar el histórico de las incidencias producidas y solucionadas por cliente.

Diseño Web Veiss

YET Informática  ·  Castillo de Quejana, 11 - Of. 25  ·  01007 Vitoria-Gasteiz  ·  Alava / Araba  ·  Tel.: 902 147 423  ·  Fax: 945 135 982  ·  

Todos los derechos reservados  ·  Aviso legal  ·  Mapa web

Ir a la página web